Compartir
Alfabetización Mediática Edchange

EdChange 22 Sesión 01: Educar en pensamiento crítico contra la desinformación

En esta primera sesión de #EdChange2022 hablamos del proceso de desinformación y exploramos estrategias y herramientas para prevenir su consumo y difusión.

En una era de hiperconexión y acceso irrestricto a noticias, información y datos, la desinformación cobra protagonismo y genera preocupación.

Durante la pandemia por COVID19 la OMS estableció la existencia de una pandemia paralela, la infodemia, mediante la cual las personas se desinforman o sobreinforman, lo cual obstaculiza el vínculo con las noticias.

El exceso de noticias y la diversidad de fuentes existentes en las plataformas digitales genera una enorme dificultad para jerarquizar, comparar y analizar las noticias que se consumen.

En este contexto, el primer webinar del ciclo #EdChange2022 contó con la ponencia de Nereida Carrillo, impulsora de la iniciativa Learn to Check, quien expuso sobre el proceso de desinformación y brindó estrategias y herramientas para prevenir su consumo y difusión. Además, presentó aplicaciones y sitios que permiten verificar fuentes y datos, así como ejemplos de distintas formas de desinformación.

Ponentes

Nereida Carrillo

Fundadora de Learn to Check

Doctora en Comunicación y Periodismo por la UAB, impulsora de Learn to Check.

La información errónea se manifiesta cuando quien la distribuye cree que se trata de información verdadera y no tiene intenciones de desinforma.

.,

.

 

 

 

En este contexto, se vuelve indispensable el análisis y el trabajo propuesto por Nereida Carrillo respecto a la comparación de fuentes de información, el chequeo de imágenes, la revisión de las redacciones de las noticias, las fechas, las faltas de ortografía, la procedencia y el contexto. La actitud activa de los y las consumidoras de información es indispensable para frenar la desinformación, ya que la vorágine del uso cotidiano de los entornos digitales dificulta el análisis y predispone no solo a consumir sino a compartir y difundir noticias parcial o totalmente falsas.

¿Cómo podemos educar para pensar críticamente todos los contenidos? Los jóvenes son vulnerables por la edad, muchas veces tienen la madurez que corresponde para su edad pero no para interpretar este tipo de contenidos. Ellos se informan en redes sociales donde muchas veces está la información en bruto, sin verificar y deben ellos hacerlo por sí mismos.

.,

.

 

Estos son los contenidos que Nereida compartió durante su exposición y que enriquecen la reflexión en torno a los procesos de desinformación y las herramientas con las que cuentan las sociedades para evitarlos.

En colaboración con

Paraguay Educa

Paraguay Educa es una asociación civil sin fines de lucro que desde el 2008 promueve la tecnología e innovación educativa con la visión de que cada niño en Paraguay desarrolle competencias tecnológicas y habilidades para la vida. Tienen más de 12 años de experiencia colaborando con el gobierno en la formulación de políticas públicas en materia de innovación de las experiencias de enseñanza y aprendizaje con innovaciones tecnológicas en educación. Desde el 2020 se encuentran desarrollando META,  un portal educativo que busca fortalecer el proceso de enseñanza y aprendizaje en Paraguay.

 

 

Desinformación
Pensamiento crítico
Alfabetización Mediática Artículo

Educar para el pensamiento crítico en las redes

Compartir

¿Cuántas horas pasa la juventud con una pantalla? ¿Qué hacen? Si formulamos estas dos preguntas a alguna persona con hijos adolescentes, seguro que nos podrá responder con garantías la primera. Dirá que mucho tiempo y quizás nos aporte una cifra concreta de horas. Pero, ¿y la segunda? Esta ya es más complicada.

¿Sabemos qué hacen nuestros adolescentes con el móvil o la tablet? ¿Qué influencers siguen? ¿Qué mensajes les llegan a sus redes sociales? La educación mediática o media literacy consiste en acompañarlos y educarlos para que tengan pensamiento crítico en el uso de todo tipo de medios, además de un comportamiento ético y responsable en estas plataformas. Y esto quiere decir no dejarlos solos y dar ejemplo.

 

Una de las cuestiones claves hoy de la educación mediática es, sin duda, la educación del pensamiento crítico en el consumo y producción de información. Desde una visión adultocéntrica, cometemos el error de pensar que los jóvenes no se informan porque no leen prensa escrita o no consumen noticias a través de los medios llamados «tradicionales». Pero si los interrogamos sobre cuestiones claves de la actualidad, la mayoría de adolescentes nos saben responder. Están informados, pero acceden a la información de forma diferente.

.,

.

El Digital News Report de 2021, un estudio de referencia, concluye que 6 de cada 10 jóvenes se informan en las redes sociales y 4 de cada 10 lo hacen a través de la televisión. Es también la fotografía que nos encontramos en nuestros talleres sobre desinformación y verificación digital; unos talleres de Learn to Check  que, en los últimos cuatro años, han formado más de 3000 personas, la mayoría jóvenes. Y ¿por qué se informan por redes sociales? Quizás es una evolución natural; pero también hay que considerar otros factores como por ejemplo el modelo de información de las familias o la desconfianza que tienen los adolescentes hacia los medios de comunicación. El 47% de los jóvenes de entre 18 y 24 años cree que hay una cobertura periodística injusta de su generación, según el Digital News Report de 2021.

Los jóvenes se informan a través de las redes. Y esto no es un lastre; es una realidad que tenemos que acompañar. Con las formaciones de Learn to Check, procuramos formarlos para que sean conscientes que en las redes sociales, junto con información contrastada, contextualizada y de calidad, también hay información falsa, no valiosa o maliciosa. Tenemos que aprender a gestionar este volumen de información y verificarla, si es necesario. Y tenemos que aprender también a identificar sesgos de género, demográficos, de raza y otros. Porque la tecnología no es en absoluto neutral.

Tenemos que enseñar a nuestra juventud que informarse es importante, porque impacta en sus vidas. Y que la desinformación nos perjudica a todos. Los docentes, los educadores, las familias, los periodistas y todos los profesionales y personas implicadas tenemos que formarnos nosotros y formarlos a ellos para que aprendan a evaluar las fuentes, a filtrar la información, a identificar evidencias, a identificar la propaganda y el discurso de odio, a leer y mirar con atención y espíritu crítico y a conocer las herramientas y los recursos que les pueden ser útiles. Hoy educar en el pensamiento crítico es más esencial que nunca.

 

Alfabetización mediática
Desinformación
Pensamiento crítico
Alfabetización Mediática Video

Sonia Livingstone y el uso de tecnologías digitales

Compartir

En el marco del #EdChange 2021, la profesora de Psicología Social y directora del Departamento de Medios de comunicación y Comunicaciones en la London School of Economics and Political Science, Sonia Livingstone, expuso una serie de ideas sobre el uso de tecnologías digitales en la educación.

En este recorte menciona el trabajo de la Red EU Kids Online y el reporte realizado en 2020, sobre usos de internet para trabajo escolar.

En julio de 2021, Gran Bretaña prohibió el uso de dispositivos móviles en el aula, decisión que Livingstone contrasta con la perspectiva de la Comisión Europea por la Educación, que enfatiza la relevancia de la inclusión de tecnología en el aula y en la educación.

Puedes ver la charla completa aquí.

Alfabetización mediática
Bienestar digital
Desinformación
Pensamiento crítico
Uso saludable de medios
Alfabetización Mediática Video

Covid-19 y la reformulación del aprendizaje y la enseñanza

Compartir

En el marco del ciclo de entrevistas Educar con sentido, coorganizado por el Grupo de investigación Esbrina de la Universitat de Barcelona y Faro Digital, conversamos con Inés Dussel, docente argentina, doctora en Educación e investigadora titular del Cinvestav (Departamento de Investigaciones Educativas de México).

De esta charla surge una serie de conceptos y reflexiones para pensar el sentido de la transformacion educativa de los últimos años.

Mira el video aquí
Alfabetización mediática
Bienestar digital
Desinformación
Pensamiento crítico
Uso saludable de medios
Alfabetización Mediática Artículo

Instituto Josep Puig i Cadafalch: «Nuestros alumnos no eran conscientes de los peligros que esconde la desinformación»

Compartir

En el instituto Josep Puig i Cadafalch tenemos muy claro que somos una comunidad que educa. El aprendizaje de nuestros alumnos es muy importante para nosotros pero creemos firmemente que tiene que ir acompañado de buenos modelos de comportamiento, mucha autonomía y sentido de la responsabilidad. En esta línea, uno de los objetivos principales de nuestro instituto es favorecer que el alumnado sea más competente en tecnología digital, y que aprendan a relacionarse de manera saludable con los dispositivos y todas las aplicaciones que los rodean.

Este es un aprendizaje totalmente transversal que, junto con nuestros socios internacionales de la plataforma Erasmus +, hemos querido reforzar mediante un proyecto a largo plazo llamado “Digital Media Awareness”. Este proyecto, cuya lengua vehicular es el inglés da a los alumnos un espacio donde aprender e investigar sobre temas de actualidad relacionados con las TIC. Este espacio les permite compartir con sus compañeros internacionales inquietudes y problemas propios de su edad y abordar temas tan importantes como la desinformación, la huella digital, la identidad digital y el discurso del odio y ciberbullying. En este contexto, se ha desarrollado el proyecto de Fake News con alumnos de 4.º de ESO (secundaria), que han elaborado e implementado talleres y dinámicas para desarrollar durante la visita de sus compañeros internacionales, así como para trabajar en las aulas con los alumnos más pequeños del centro.

Al iniciar el taller de Fake News se hizo una encuesta a todo el alumnado de la escuela y de todas las escuelas internacionales participantes, y se constató que tenían poco conocimiento y consciencia sobre los peligros que esconde la desinformación, la falta de análisis y revisión de la información a la que tenemos acceso y de qué podemos hacer para detectar a tiempo los contenidos falsos.

Una vez acabado el proyecto, la misma encuesta constató que los alumnos de 4.ºde ESO eran mucho más conscientes del problema y de cómo tenían que actuar. Fue muy gratificante ver cómo el trabajo que habían hecho había incidido en su comportamiento y uso de fuentes de información. El resto de alumnos encuestados mostró un cambio sustancial respecto a su conocimiento sobre este fenómeno y sobre cómo se percibían a sí mismos como agentes involucrados en la lucha contra la desinformación.

Somos muy conscientes que hay que seguir trabajando y elaborando materiales que puedan utilizarse en las aulas. Por ello, la amplia posibilidad de uso de estos talleres tendrá continuidad en nuestro centro: se utilizarán para seguir formando las nuevas generaciones que llegan a 1.ºde ESO, y se mantendrán disponibles como banco de recursos para que otros profesores internacionales de la plataforma Erasmus+  puedan usarlos en sus clases.

El resultado de este proyecto ha sido exitoso y estamos muy satisfechos. Hemos conseguido generar conciencia en nuestro alumnado, y obtenido recursos para formar y educar mejor a más alumnos.

Autora

Lorena Anido

Licenciada en Filología Inglesa por la Universidad de Barcelona y con estudios de posgrado en Técnicas y gestión Empresarial y un Máster en Administración y Gestión de Negocios (Executive MBA) también por la Universidad de Barcelona. Actualmente coordinadora de proyectos internacionales y profesora de inglés en el Institut Josep Puig i Cadafalch.
Leer más
Alfabetización digital
Alfabetización mediática
Ciudadanía digital
Colaboración
Competencias digitales
Creatividad
Pensamiento crítico
Compartir
Alfabetización Mediática Infografía

Sesgos cognitivos: ¿por qué caemos en la desinformación?

Como potenciar el pensamiento crítico en el aula.

En la sociedad digital actual, alumnos y alumnas tienen acceso a grandes cantidades de información, a cualquier hora y a sólo un clic de distancia. Sin embargo, no toda la información a la que están expuestos es veraz o confiable.

A partir de este diagnóstico, surge el desafío y la necesidad de potenciar el pensamiento crítico en el aula, para que los jóvenes sean capaces de analizar, reflexionar y filtrar los contenidos que consumen, reduciendo así su vulnerabilidad a la manipulación externa y potenciando una de las habilidades cognitivas más importantes para su desarrollo personal y profesional.

Cuando hablamos de consumo y difusión de información y desinformación, es importante profundizar en el reconocimiento y el análisis de los sesgos, comprender sus fundamentos para que los y las estudiantes aprendan a identificar, clasificar y analizar el contenido y, al mismo tiempo, tomar conciencia de los suyos propios.

Tanto en el consumo como en la difusión de desinformación, ocupamos un rol central, voluntaria o involuntariamente, como usuarios de redes sociales e internet. Como ciudadanos/as digitales. Con las plataformas pasamos de ser consumidores a prosumidores.

Al leer, buscar o consumir un contenido, operan en nuestra percepción los sesgos cognitivos: una manera de ver el mundo con la cual filtramos toda la información a la que nos enfrentamos y afecta a todas las personas en los distintos ámbitos de la vida. 

En este sentido, a la hora de trabajar sobre la desinformación es importante profundizar en distintos tipos de sesgos cognitivos que influyen en nuestro vínculo con la información que consumimos y difundimos. 

 

Los sesgos cumplen un rol principal a la hora de entender la complejidad de la problemática de la desinformación, ya que conforman distintos obstáculos para poder acceder a la información de manera reflexiva y crítica.

La producción de desinformación se vale hábilmente de estos sesgos, que operan con mayor profundidad en sociedades polarizadas que buscan constantemente confirmar sus creencias y valores previos.

La información verídica y las noticias o contenidos que desmienten campañas de desinformación tienen un alcance mucho menor que los contenidos falsos, manipulados, tergiversados o descontextualizados, ya que es menos atractiva al no operar en línea con los sesgos.

Por todo esto, desarrollar habilidades críticas de consumo y responsabilidad en la difusión, son ejes centrales no solo a la hora de hablar de desinformación, sino también para formar una ciudadanía digital más comprometida con su tiempo histórico.

Aquí te dejamos algunos enlaces que pueden serte útiles para trabajar esta temática en el aula:

Alfabetización mediática
Desinformación
Educación digital
Pensamiento crítico
Alfabetización Mediática Recursos práctico

EduCAC: recursos para el aula y el hogar

Compartir

eduCAC es un espacio que tiene la voluntad de proporcionar, fundamentalmente a las escuelas, pero también a las familias, recursos educativos para un uso crítico y responsable de los medios de comunicación.

El Consejo del Audiovisual de Cataluña, en colaboración con el Departamento de Educación de la Generalitat de Catalunya, presenta este programa de educación en comunicación que nace con el objetivo prioritario de promover la educación mediática en ámbitos educativos formales e informales.

Puedes acceder a materiales didácticos, recursos pedagógicos sobre medios de comunicación, lenguaje audiovisual y formación para docentes, contenidos y propuestas para familias, haciendo click aquí.

Bienestar digital
Desinformación
Educación digital
Pensamiento crítico
Uso saludable de medios
Alfabetización Mediática Infografía

Tecnologías digitales, cómo educar en usos críticos y reflexivos

Compartir

El amplio rango de oportunidades y beneficios no puede hacer olvidar que una parte importante del rol docente es trabajar con los chicos y las chicas en cómo resolver los grandes desafíos a los que nos enfrentamos en esta era, con una perspectiva de derechos.

La comunidad educativa tiene un rol que jugar en la construcción de ciudadanía digital, entre otros abordajes a partir del trabajo en el vínculo de chicos y chicas con la información.

Ante la sobreabundancia de información, ¿cómo educamos a los chicos y las chicas para combatir la desinformación? ¿son conscientes de cómo los ecosistemas en los que se mueven están moderados, definidos y controlados por algoritmos?

Una posibilidad concreta y probada es la de crear espacios de debate y discusión dentro del aula con los y las estudiantes, apostando por la diversidad de voces y perspectivas y con un abordaje transdisciplinario. 

El futuro exige personas que aprendan habilidades de lectura y análisis de fuentes, requeridas ya como condiciones sine qua non para desarrollar un tránsito provechoso en el ecosistema digital, pudiendo evaluar la calidad de la información que los rodea. 

Escucha a Liliana Arroyo, Investigadora en el Instituto de Innovación Social de ESADE y experta en transformación digital e impacto social; Sonia Livingstone, profesora de London School of Economics; y Cristina Colom, Directora de Digital Future Society de MWCapital, en este video del EDChange 2021

Bienestar digital
Desinformación
Pensamiento crítico